Buscar:
Edición:
Iván De La Vega
La Gestión del Conocimiento y el Éxito Empresarial. “That is the Question”
05-Feb-2019
La Gestión del Conocimiento y el Éxito Empresarial. “That is the Question”
Proceso de Transformación Tecnológica en los Países
25-Jun-2018
Perú Hacia la Era Digital
19-Jun-2018
Tecnología y Liderazgo en los Equipos Mundialistas de Rusia 2018
30-May-2018
Los Campeonatos Deportivos y Juegos Olímpicos en el Desarrollo de los Países
16-Nov-2017
Ver más
Iván De La Vega
05-Feb-2019
La Gestión del Conocimiento y el Éxito Empresarial. “That is the Question”
Para hablar de la gestión del conocimiento en las organizaciones primero hay que comprender el contexto donde estos procesos se implantan y tienen éxito, destacó Iván De La Vega, profesor e investigador de CENTRUM PUCP.
La Gestión del Conocimiento y el Éxito Empresarial. “That is the Question”

El telón de fondo que sustenta el nuevo marco de la economía mundial es la globalización y esa nueva dimensión coloca en perspectiva los modos de adaptación de los países a esta nueva realidad. El concepto de lo glocal (ver lo local con la mirada puesta en lo global) irrumpe y se sustenta en la gestión del conocimiento a todo nivel. Esto significa adaptar a las empresas como unidades inteligentes a su entorno inmediato, a escala nacional, regional y, dependiendo de sus intereses, a escala mundial.

El otro factor que entra en juego, es la llamada sociedad global del conocimiento. Ésta se entiende como el conjunto de transformaciones disruptivas provenientes del cambio tecnológico, en el que la innovación es el habilitador por excelencia. Esta nueva sociedad se sustenta en el uso del conocimiento y las ideas, dejando a las habilidades físicas, el uso de la tierra y el capital, en un segundo plano.

Este nuevo marco globalizado debe ser identificado como un macro proceso que está generando turbulencias y desequilibrios con impacto en todos los planos de la vida (social, económico, político, cultural, tecnológico y ambiental). Entonces, nos encontramos con una economía global del conocimiento, en la que los países de menor desarrollo relativo se le abren oportunidades si adquieren las competencias para aprovecharlas. El nuevo espacio donde se compite es el que corresponde a los denominados sistemas abiertos, en el que los referentes teórico-conceptuales pierden vigencia rápidamente y en donde pasa a ser prioritaria la colaboración y complementación de conocimientos.

La literatura especializada plantea que la sociedad global del conocimiento tiene que contar con un andamiaje mínimo en cada país para incorporarse progresivamente a estos nuevos modos de comprensión del funcionamiento mundial.

Una de las características esenciales es el tipo de economía que subyace y las políticas que se aplican. Los marcos institucionales deben proveer incentivos que favorezcan el uso de las tecnologías emergentes.

Otra condición fundamental es la educación de la población. Esta última debe ser capaz de crear, compartir y usar el conocimiento en la mayor proporción posible (un proceso continuo y creciente tipo espiral).

Una tercera característica clave, es que los actores sociales deben garantizar que la infraestructura tecnológica sea la indicada para que habilite la socialización de la comunicación (datos, información y la generación de conocimiento) en su sociedad. En este punto se debe asegurar que las políticas explícitas sean de Estado y no de los gobiernos de turno.

El cuarto factor está orientado al impulso de un ecosistema de innovación en el que participen todos los actores de la sociedad. Aquí entra en juego lo que se conoce como sistemas de innovación que integran, según el nivel en el que se esté operando (local, regional o nacional), la red de empresas e industrias, los centros generadores de conocimientos como las universidades, los centros e institutos de investigación, el estado con toda su estructura, las ONG’s, además de los asesores y consultores. El propósito es crear un ambiente interactivo en el que los flujos de información permitan trabajar a escala glocal, donde se asimile y adapten las necesidades y exista la transferencia de tecnología y conocimiento de forma creciente.

Si el conocimiento ha adquirido semejante relevancia y por ende valor, su gestión pasa a ser la prioridad. Evidentemente contar con una plataforma tecnológica que permita que este circule por toda la organización es la otra estrategia infaltable en estos tiempos que corren. Ahora bien, nada de lo anterior es posible sin el capital intelectual adecuado. Por ello, es trascendental que este pueda mantenerse en permanente actualización.


CONTACTO: centrum.think@pucp.edu.pe

Iván De La Vega
Imagen de la sección

Iván De La Vega es Doctor en Ciencias con mención en Estudios Sociales de la Ciencia del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), Venezuela. Master en Política y Gestión de la Innovación Tecnológica, Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela. Sociólogo de la Universidad Central de Venezuela.

En relación a su experiencia profesional, se ha desempeñado como Profesor e Investigador Principal del Departamento de Ciencias Económicas y Administrativas (DCEA) y como coordinador de los proyectos: Fortalecimiento Institucional en materia de Ciencia y Tecnología de la USB y Evaluación del desempeño del Decanato de Investigación y Desarrollo (DID) en la Universidad Simón Bolívar (USB).

Actualmente es Profesor e Investigador en el Área Académica de Estrategia, Liderazgo y Dirección en CENTRUM Católica Graduate Business School.

Developed by VIS